sábado, 5 de julio de 2008

¿Te acordás...?

Sabo: "¿Te acordás aquella vez que estábamos en casa con Lucas y Vicky, un sábado a la noche, toda la noche?"

Yo: "Si... te faltó Borí"

Sabo: "Eso te quería preguntar, ¿quién más estaba?"

Yo: "Y...Lucas, Vicky, Borí, vos, yo y...creo que el gringo también estaba..."

Sabo: "Ese día estuvimos hasta las 8 de la mañana y después de dormir unas 2 horas vino Lucas de nuevo"

Yo: "jaja...esos eran buenos tiempos..."

Sabo: "Creo que fue la única noche que estuvimos la noche entera en casa, generalmente salíamos o terminaba todo más temprano, pero esa noche nos quedamos toda la noche...¡Ahh! me acuerdo que era una mugre total al otro día, jeje, encima había llovido y mi casa nunca estaba tan sucia..."

Adorados recuerdos...

En aquellos tiempos, yo estaba un poco perdida en mi vida, porque había intentado ingresar a medicina en Corrientes, y no pude, el maldito examen y todo ese sistema me dejaron hecha bolsa, y lo único que quería era empezar algo nuevo en otro lugar con otra gente. Volví a Eldocity a mitad de año, con la cabeza gacha, totalmente deprimida...

Pero para mi sorpresa me encontré con un grupo de personas que llegaron a ser mis amigos más íntimos en ese tiempo donde todo era negro para mi...
Nos auto denominábamos el grupo de la A.F.A (Asociación de Fracasados Argentinos), todo porque ninguno había conseguido lo que anhelaba, no sé por qué, pero el destino quiso que estemos juntos ese año, un lindo grupo de apoyo...
Y así los conocí más, y me encariñe muchísimo con cada uno de ellos...
Ya nos conocíamos desde mucho antes, pero nunca como "A.F.A", y nunca sólo nosotros en una ciudad vacía, donde todos nuestros compañeros de secundaria ya estaban estudiando sus respectivas carreras en otros lugares...

Y hoy en día, Lucas está en España haciendo su vida de lo más bien (lo sé por las fotos que manda de vez en cuando), Vicky está en Bs. As. trabajando con su familia, el Gringo sigue en Eldocity pero creo que ya está terminando su casa para irse a vivir solo, Sabo tratando de encontrar su camino, y Borí trabajando en un casino de mozo pero perdí contacto con él cuando Lucas se fue...

¡Cómo crecimos!
Es increíble lo que hace el tiempo en la vida de las personas, nos hace crecer, abrir nuestras alas y salir en busca de nuestros sueños más íntimos.
Con algunos me veo muy poco, y con otros nunca, con una personita todo el tiempo... siempre quedarán en mis recuerdos, nuestros aventureros encuentros y sus dulces miradas...

A todos, ¡gracias! por haberme ayudado en ese tiempo a inventar una sonrisa, a sacar mis alas del cajón negro de la derrota y enseñarme nuevamente a volar...

Por eso y mucho más, les dejo este regalito, para ustedes... para todos... Espero que les guste.

0 Comentarios ¡Escribí el tuyo!:

 

Copyright © Del mundo un poco. Template created by Volverene from Templates Block
WP by WP Themes Master | Price of Silver