miércoles, 2 de julio de 2008

¡A body combat que se viene el verano!

Hace como un mes empecé con mi hermana body combat.
Estuvimos desde que empezó el año amagando que ibamos a ir a un gimnasio, pero no congeniábamos los horarios, ni el gimnasio, ni teníamos muchas ganas así que pasó el tiempo, hasta que no sé cómo, pero empezamos y ¡con todo! Es decir, todos los días a las 21 hs, BODY COMBAT. Confieso que al principio no tenía idea de que se trataba, pero fui una vez y la cazé enseguida :-)
Resulta que es como un fitness pero con técnicas de combate, algo así como una mezcla de todas las artes marciales, y me encanta. Porque desde muy pequeña, siento cierta atracción por las artes marciales.

Todo comenzó cuando tenía 13 años, fascinada por un dibujito animado japonés (no sé si llegaron a conocer a "Los caballeros del Zodiaco") le digo un día a mi mamá: "mami quiero hacer karate", y mi mamá sin dudarlo, me metió en Taekwondo. Duré menos de un año, llegué hasta cinturón amarillo, me agarró fiaca, me aburrí y dejé. Luego, continué acá en Posadas, un poco de lo mismo y algo de Tae bo, pero por horarios tuve que dejar. Además porque algo en mi estaba cambiando, y era como que yo quería ser más pacífica, así que le dije a mi hermana "hagamos algo diferente"...¿quien iba a imaginar que otra vez íbamos a estar haciendo artes marciales?, pero de un modo más divertido, ¡me encanta! En esa hora (tenga ganas o no) vuelven mis energías y me descargo de todo, y nos divertimos muchísimo, ya que no siempre cazamos todos los movimientos, y quedamos (como mi hermana hoy) en una posición tipo como si alguien apretó "pause", hasta que nos damos cuenta de que nos equivocamos y estallamos en risas.
También debo confesar, que lo hago por un lado para divertirme y por el otro para sentirme mejor conmigo misma... yo siempre fui rellenita, y algo me dice que eso no va a cambiar, pero (y tengo que ser sincera con esto) últimamente estoy mas rellenita que de costumbre. Porque al preparar una materia con mis compañeras hace algunos meses atrás, nos reuníamos para estudiar y... para comer. Siempre había alguna excusa para hacer "chipa cuerito o torta frita", o comprar "chinas", o hacer pororó con azúcar, etc...y bueno así quedé, ¡con 20 kilos más! (obviamente es una exageración...unos cuantos kilos) pero no importa, yo sé que no me tengo que desesperar, y además me gusta como soy, al menos conservo el buen humor. Creo que eso es lo importante, quererse como uno es, porque pienso que esas modelos que nos muestran en la tv, es solo algo externo, nunca sabemos como son en realidad, y lo importante en una persona, es como realmente es...adentro... lo de afuera, bueno eso es lo de menos...
Bueno, es todo por hoy, mi novio requiere mi presencia del otro lado.

0 Comentarios ¡Escribí el tuyo!:

 

Copyright © Del mundo un poco. Template created by Volverene from Templates Block
WP by WP Themes Master | Price of Silver