jueves, 31 de julio de 2008

¡Batman!

Era un 29 como cualquier otro, con los tradicionales ñoquis. Mis hermanos me habían invitado a comer y yo acepté.
Estabamos comiendo en la mesa redonda de su departamento mirando las noticias...
"Batman, el caballero de la noche, record mundial..." escuchamos.

Mi hermano (mayor que yo en edad y físicamente corpulento) entusiasmado exclama "¡Esa película quiero ver! ¡Vamos hoy! pero la función es a las 21.30..."
"Si ya sé, vengo para las 20.30", le contesté.

Esa tarde, terminé de estudiar con mi compañera a las 20, llegué a casa, me preparé (más rápido que los bomberos), salí casi corriendo pero no logré llegar a la hora programada, si no a las 21 hs.
Cuando estoy abriendo la puerta de su depto suena mi celular, era mi hermano... "Ya llegué", avisé.

Mi hermana (también mayor que yo) estaba en la pieza vistiéndose lo más tranquilamente posible, y mi hermano frente a la pc, quien nos dice..
"lo único que falta es que me hagan llegar tarde para ver...¡Batman!"

Ella (ignorando el comentario, aunque a mi me dio mucha gracia, sobre todo la forma con que lo dijo) se terminó de preparar y logramos llegar al cine. Compramos las entradas, y subimos rápidamente al ascensor...
"¡Rápido! así no se sube mas gente" decía el entusiasmado con una brillante sonrisa en su rostro y unos ojos de niño...
Nos miramos con mi hermana quien comentó "¿Viste?, imposible sacarlo a pasear" (Nos reímos)

El hecho de que mi hermano esté tan contento para ver "¡Batman!" era muy cómico... le dije riendome "Después te quejás cuando yo tengo la misma reacción por Harry Potter".

Llegamos a la sala de las "golosinas", compramos pororó, 2 Sprite para ellos y una Fanta para mi.
Todo debía ser rápido "Para no llegar tarde..."

En la puerta de la sala estaba el muchacho de las entradas, el entusiasmado (o sea, mi hermano) le pregunta mientras caminaba hacia ese lugar...
"¿Batman?"
"¡Batman!" le contesta el muchacho...acto seguido miradas cómplices con mi hermana y un consiguiente estallido de risas...
Nunca para decir, "Hola, ¿esta sala es para ver Batman?", no...él debe decir "Batman" unicamente...(le decíamos entre sonrisas)

Entramos a la sala oscura con la pantalla también oscura...miro la hora...¡recién las 21.20!...creo que nunca llegué tan temprano a un cine, pero estaba divertido ver al "entusiasmado"...

Debo comentar que la película está muy buena, lástima que está doblada al español, porque nosotros preferimos las subtituladas con las voces reales, pero aún así pudimos disfrutarla. No sabíamos que era tan larga, y que tenía un intermedio. En el intermedio mi hermana me dice "¿Querés comprarme esas gomitas que estiiiiran? esas dulces".
Y no podía faltar el entusiasmado pidiendo "¡Yo quiero 2 bubbaloo!"

Realmente la pasé muy bien, ya que estaba con la mejor compañía que una hermana menor puede llegar a tener: dos hermanos mayores que demostraron no haber perdido sus corazones de niños...

0 Comentarios ¡Escribí el tuyo!:

 

Copyright © Del mundo un poco. Template created by Volverene from Templates Block
WP by WP Themes Master | Price of Silver