miércoles, 20 de agosto de 2008

Donar sangre es dar vida


Existen momentos en nuestra vida en que sentimos en nuestro interior una pequeña luz que nos lleva a querer ayudar a los demás, pero no sabemos cómo, buscamos casi impacientemente por una oportunidad aunque sea pequeña para poder demostrar a la vida y al amor nuestro aprecio y agradecimiento por todo lo que nos ha dado. Y sin que nos demos cuenta del cómo ni el por qué, la oportunidad golpea nuestra puerta, sonriendo contestamos con un "sí" y ayudamos, liberando así nuestra alma y sintiendo la felicidad de la solidaridad en nuestro corazón.

Algo por el estilo me sucedió a mi. El trabajar en un hospital público realizando extracciones, me hizo conocer mi verdadero anhelo, porque el estar allá y poder hablar con las mamis (estoy en las salas de maternidad) me daba cierta alegría y bienestar interior, como si lo que estaba haciendo era como un granito de arena para poder mejorar al mundo, llenando de amor y solidaridad todo mi alrededor. Y este hecho, me llevó a tener más deseos de querer ayudar a los demás, pero al verme como una simple estudiante veía muy limitadas mis oportunidades, porque para ello tenía que recibirme, trabajar y tener cierta solvencia económica (triste realidad en un mundo donde todo se mueve con dinero)

Me sorprendí una noche cuando mi vecina vino de visita y me contó que se necesitaba donantes de sangre.

Siempre estuve a favor de la donación de sangre y de órganos, por lo tanto, como resultado y sin pensarlo dos veces dije "Sí", aunque yo desconocía el procedimiento ya que nunca en mi vida había donado y debo confesar que un poco de miedo sentí, porque días atrás con mi compañero del hospital, estábamos hablando acerca del tema y me comentó del tamaño de la aguja que evidentemente era mucho más grande del que solemos usar nosotros.

Pero aún así dejé mis miedos a un lado y al día siguiente estaba en el sanatorio llenando la planilla para donar. El procedimiento era mucho más largo que una extracción común (aproximadamente unos 15 minutos, o al menos eso es lo que me pareció a mi) pero en ese momento traté de no pensar ni de mirar mucho el tema, cosa que no me costó demasiado porque en la sala había una televisión y estaban jugando Argentina - Brasil (debo comentar que en esos momentos reapareció mi miedo porque el que me estaba realizando la extracción estaba más concentrado en el partido que en mi brazo).

Y bueno, hoy tengo medio litro menos de mi, debo tomar mucho líquido y escuchar los consejos de mi hermana y mi mamá, pero el sentimiento hermoso que tengo en mi alma es único, logrando renacer aquel deseo de querer ayudar.


Boomp3.com

11 Comentarios ¡Escribí el tuyo!:

MMMOYY dijo...

Me parece excelente y admirable el hecho de dar a alguien lo que necesita. Pero viendolo desde más cerca, también es cierto que no podemos prorrogar lo inevitable. Es egoísta de parte nuestra en ciertos casos, no en todos. Quiero viajar,es lo que quiero ya... me han dicho muchas veces...y ¿quienes somos para agarrarnos tan fuerte de la vida de alguien? ¿Quienes somos para decidir hasta cuando?

leandro! dijo...

el otro dia te conte que me impresiona muchisimo ver m sangre, por eso no miro cuando me sacan sangre... no podria donar, y menos sabiendo que la aguja es mas grande y dura tanto! me muero!

Martikka dijo...

Yo no he donado nunca, pero creo que en la próxima campaña que hacen en mi pueblo, lo haré. Siempre lo pospongo, por tiempo, por olvido, por pereza, pero ya va siendo hora ¿no? Eso sí, cuando me saquen, no miraré, pues me da mucha cosa ver como se va llenando la jeringa...uf!

SaSuKa dijo...

Te felicito por haberte animado!!!
yo no le tengo impresion ni a las agujas ni a la sangre, pero creo que por bajo peso todavia no puedo donar..(estoy en unos 48 kilos)..

Pero si hay algo con lo que pueda ayudar trato de estar...
Si conoces otras formas publicalas, a ver si por aca se puede hacer algo..


Saludossss

Azu dijo...

mmmoyy: Si es cierto que existen casos extremos en el que no se puede hacer nada más, y al donar (por ejemplo) sangre, estamos prolongando el dolor, pero también existen esos casos en que hay salida, hay solución, hay una luz que brinda vida, y con el simple hecho de la donación se puede alcanzar...por eso el título "Donar da vida"...
Un beso!

Leandro: Podés creer que cuando publiqué el post pensé en vos "A Leandro no le va a gustar nada de esto" ;-)
(Creo que te asusté más de la cuenta, no es tan feo como parece...)
Obviamente que si no aguantás ver sangre se te va a hacer sumamente difícil la donación... te entiendo.
Un abrazo y hasta pronto!

Martikka: Te cuento que yo tampoco miré cuando doné, por mas que yo estoy en el tema.. la impresión siempre está :-)
Un abrazo!

Azu dijo...

¡Hola SaSuKa!
Justo estaba contestando lo comentarios ;-)
Bueno cuando me entere de una nueva forma para ayudar la publico si o sí ;-)
Un beso grande y hasta pronto!!!

leandro! dijo...

jaja... enserio te acordaste de mi cuando posteabas??
hace un tiempo se me ocurrio dar voluntad para donar organos, en cualquier momento lo voy a hacer!

Martikka dijo...

Ah! Pues yo ya tengo desde hace mucho tiempo el carnet de donante de órganos, eso sí que no me dará cosa, como no me veré...! (o si?)

Azu dijo...

¡Hola Leandro! jaja si me acordé de vos ;-) Yo también estoy pensando en poner en mi DNI para donar órganos..

Y Martikka, creo que no vamos a ver...o al menos eso espero...

Un beso y hasta pronto!!!

Yuly Rangel dijo...

No habia donado sangre hasta ahora, pero tengo una cuñada que tiene que operarse y le piden dos donantes,y le dije que si, lo unico que temo es que segùn uno aumenta de peso, y eso es lo ùnico que me preocupa, ya que estoy en 80kilos, espero que no sea asi...Claro que vale la pena hacerlo, ya que despues puedo hacer dieta, jajaja

Azu dijo...

Bienvenida Yuly!!

No creo que se aumente de peso, ya que cuando doné no me pasó eso. Pero si hay que cuidarse un poco ya que se pueden bajar un poco las defensas, así que se debe comer bien y tomar mucho líquido... Igual si aumentás un poco de peso, no te preocupes, se puede bajar después. Pero la satisfacción de poder ayudar es algo que te queda en el corazón para siempre... así que creo que si vale la pena!

Hasta pronto!

 

Copyright © Del mundo un poco. Template created by Volverene from Templates Block
WP by WP Themes Master | Price of Silver