miércoles, 30 de noviembre de 2011

Ser del interior

¡Hola! ¿Cómo están? ¡Tanto tiempo!
Bueno, lo prometido es deuda, así que acá estoy. Dije que no iba a cerrar este queridísimo espacio y así lo estoy haciendo. También dije que iba a postear mucho más pausado, cosa que también ha pasado.

Hoy he venido a ustedes, para hablar de un tema que últimamente lo estoy escuchando bastante, ya que gracias a una "queridísima" modelo que (dice qué) es misionera, salieron a la luz ciertas cosas que son mentiras.

La verdad es que el ser misionero, o simplemente ser del interior, generalmente ha sido sinónimo de ser no civilizado... Y no lo digo por decir nomás, sino todo lo contrario, realmente lo he escuchado y ultimamente muy de seguido...

Aclaro que este post, no tiene ninguna intención de ofender ni de agredir a nadie, sólo contar ciertas cosas que pasaron y que siguen pasando, y que creo que ya estando en el siglo XXI, indiscutiblemente deberían cambiar.

Recuerdo cuando era pequeña y estaba en sexto grado de la primaria, había llegado el momento de hacer un intercambio estudiantil con unos chicos de Quilmes, Bs. As. Yo obviamente, insistí a mis padres para alojar a una niña de aquel colegio. Ellos, al ver que tan sólo sería por unos días, no pusieron objeción y aceptaron, a regañadientes, pero aceptaron.

No pasó mucho tiempo, hasta que por fin llegó el tan esperado día. Mi pequeña huésped había llegado. Esta niña, a quien llamaremos de ahora en adelante "Lu" (para evitar futuros inconvenientes), era pequeña, rubia y de ojos claros. Bastante humilde, cálida y cariñosa. Enseguida me cayó bien, y nos hicimos amigas de inmediato. Tan así, que luego de muchísimo tiempo, aún nos escribíamos cartas y cuando a mí me tocó viajar a Quilmes, arreglamos todo para que pueda quedarme en su casa.
En fin, no me quiero ir por las ramas, aunque así lo parezca. Pero bueno, la cosa es que una tarde en que estábamos jugando con Lu y mis amiguitos del barrio, no me acuerdo bien cómo salió el tema, pero ella nos contó que antes de salir, sus padres les habían advertido de los peligros de la selva misionera. Les habían dicho que tengan cuidado con las víboras, con las vinchucas y por ende, con el mal de Chagas-Mazza, con los tigres y no sé con cuánta cosa más. Además, les habían dicho que se pongan repelente para insectos las 24 hs del día, y que tengan muchísimo cuidado por las noches, porque nosotros vivíamos en chozas y que ve tú a saber qué bicho pudiera andar suelto por ahí.
Cuando Lu nos contó eso, nosotros le quedamos mirando con cara de "WTF?" porque obviamente, no era verdad todo lo que les dijeron. Luego, ella sonriendo y para alivianar un poco la tensión, nos dijo que cuando llegaron a Misiones no podían creer lo bien que vivíamos, y que hasta se re sorprendieron al ver nuestras casas de material.

Cosas así, viven pasando. Hace poco, leía por facebook a una compañera de facultad que había viajado a capital federal, y volvió enojadísima, porque dice que la gente de allá se pasó preguntando "¿En Misiones, hay edificios? ¿Hay unidades? ¿Hay boliches?" etc...

Obviamente, no estoy colocando a todos los de Bs. As. en la misma bolsa, porque conozco a muchísimas personas que son de allá y son buenísimas. Es más, tengo parientes en San Nicolás, Tigre, etc, que nos visitan cada dos por tres y que no son así. Pero, lastimosamente, les juega en contra que así son la gran mayoría (Sin ir más lejos, recordemos un poco la novela "Yago" con Facundo Arana, para ver cómo nos ven desde Bs. As.).

No niego que en Misiones haya flora y fauna (Aunque lamentablemente cada vez hay menos, y todo gracias a la deforestación, represas, etc, que no vienen al caso pero que no está de más recordar), porque aún hoy se puede ver alguna que otra selva vírgen, víboras enormes atravesando caminos de tierra, yaguaretés en las reservas naturales, tucanes volando por el cielo azul, o no sé cuántos seres vivos decorando el hermoso paisaje verde, salpicado con el rojo de la tierra. No, no lo niego, porque todavía hay, poco pero hay...

¡Pero no toda la provincia es así!

¡Hay zonas y zonas!


En fin... De cualquier manera, y para el que se cree cuanta cosa aparece por televisión, y no tiene ni un ápice de ganas de investigar un poco el tema, Misiones va a seguir siendo tierra de personas que viven en chozas, cazan cocodrilos y duermen con leones...


Post dedicado a nuestra "queridísima" compatriota.

Actualización (4/12/11):

Acabo de descubrir esta imagen en facebook que, aparentemente, recorrió el país en tan sólo días...

A ver si sirve para cambiar un poco las cosas...



Y no puedo dejar de preguntarme... ¿Esto pasará en otros países?
 

Copyright © Del mundo un poco. Template created by Volverene from Templates Block
WP by WP Themes Master | Price of Silver