domingo, 3 de agosto de 2008

Más petiza que...

Esta historia comienza cuando yo era pequeña.

Desde que nací me llaman "Pety". Y en aquella época pensaba que mi nombre era ése. Hasta que una tarde jugando con mi vecinita, me preguntó cual era mi verdadero nombre, como no lo sabía, le pregunté a mi mamá quien me respondió que mi nombre era "Azucena", y que "Pety" era un simple apodo.

Sin embargo, yo ya me había acostumbrado a tal nombre, y dejé que mis amigos y allegados siguieran llamándome así, hasta hoy en día.

Pero, al llegar a la facultad, empecé a presentarme como Azucena y no Pety, porque dentro de todo me encantaba mi verdadero nombre. Solo los que me conocían desde antes, me seguían llamando Pety. En realidad, no me molesta en absoluto que me llamen así, porque al crecer me encariñé con ese apodo.

Todo esto ocurrió, gracias a mi estatura. Mi pequeña estatura de tan solo 1 metro y 53 centímetros.

Y gracias a esta estatura, tengo que aguantarme los inevitables chistes de mis hermanos...

Como ser:
"Enana"

"Chichón de piso"

"Leñador de bonsai"

"Esquimal de freezer"

"Tarzán de maseta"

Entre otros...

Luego de 25 años de estar con ellos a diario, me lo tomo con humor, sonrío y les respondo:

"Las cosas buenas vienen en frascos chicos"

Y ellos retrucan diciéndome:

"También los venenos"


¿Algún consejo para defenderme?

4 Comentarios ¡Escribí el tuyo!:

Ich dijo...

Napolenón dijo:
"La estatura de un hombre no se mide del suelo a la cabeza... sino de la cabeza al cielo"

Y por cierto cuando te digan el veneno tambien, deciles " pero no por eso deja de ser efectivo!!!"

Grande Pe!! Lo mejor, viene en frasco chico INDISCUTIBLEMENTE!
Besos!!!

Pd:
"Ignoramos nuestra verdadera estatura hasta que nos ponemos en pie."

Félix dijo...

"El veneno que te voy a dar a vos, pendejo de m..."

Al menos así le diría yo a mis hermanas, ja.

Igual soy alto, por suerte. Yo las cargo a ellas, igual creo que me van a pasar las forras.

Saludos.

saint dijo...

Depende con quién te compares y en qué circunstancia,las personas se miden en tres aspectos: estatura, sabiduría y gracia. La estatura se mide entre las personas; se ponen dos personas juntas y se sabe quién es alto y quién bajo. La sabiduría se mide entre la persona y ella misma; las preguntas que tiene en el corazón y las respuestas, la intensidad de su vida y el sabor que ha extraído de ella. La gracia se mide entre la persona y Dios.Si esto es medible todos somos pequeños.
Con esto está dicho todo.Te dejo un beso.

Azu dijo...

Hola Vic, Félix y Saint!
Muchas gracias por los comentarios!
Me hicieron sentir mucho mejor.
Un beso!

 

Copyright © Del mundo un poco. Template created by Volverene from Templates Block
WP by WP Themes Master | Price of Silver