martes, 22 de julio de 2008

Pensamiento detrás de un libro


Acabo de terminar de leer "Verónika decide morir" de Paulo Coelho. Es una historia apasionante que me hizo reflexionar acerca de la locura y de lo que comunmente llamamos "normal".

"Puedo conseguir nuevos amigos y enseñarles a ser locos, para que sean sabios. Les diré que no sigan con el manual de buena conducta sino que descubran sus propias vidas, deseos, aventuras y que ¡VIVAN!"

"
Si vives, Dios vivirá contigo. Si rehúsas correr riesgos, Él retornará al distante cielo y se convertirá tan sólo en un tema de especulación filosófica."

"Todos vivimos en nuestro propio mundo. Pero si tu miras hacia el cielo estrellado, verás que todos estos mundos diferentes se combinan, formando constelaciones, sistemas solares, galaxias."

Al pensar acerca de todo esto una frase viene a mi mente "todos tenemos algo de locos y algo de sabios". Todos tratamos de vivir en nuestro mundo, creamos muros alrededor nuestro, nos creemos los únicos propietarios de la verdad, y así obramos, defendemos con garras y dientes nuestros ideales, a veces terminamos bien y otras armando una guerra entre todos nosotros contra el mundo entero.

Pero al final del día, todos somos humanos, llenos de sueños, fantasías y miedos. Todos nos sentimos tristes en algún momento determinado ó especiales cuando alguien nos mira con cariño. Todos buscamos amor y reclamamos al ver que éste no aparece, llorando como unos niños que no recibieron su regalo prometido... Somos humanos, con defectos y virtudes...

Todos somos locos y todos tenemos algo de sabios...

El problema es que el mundo en el que vivimos nos hace seguir una ruta de ideas y conductas que la gran mayoría considera normales. ¿Y si no nos sentimos felices en ese camino? ¿Y si no nos gusta seguir a la gran masa? ¿Si pensamos distinto a los demás?... somos considerados locos, y somos tratados como tal.

Pero hay algo que recordar; los grandes personajes de la historia fueron considerados locos en su época, por más que hoy en día se los recuerda como brillantes genios.
Y ya en el siglo XXI, no podemos darnos el lujo de considerar al universo entero y todas sus dimensiones como conocido, porque no es así, existen muchas cosas en este mundo que no conocemos, así sean del pasado, presente o futuro.
Muchas cosas inexplicables ocurren día a día, y para ver aquello no es necesario ver las películas de ciencia ficción que pasan en el cine, sino simplemente abrir un poco los ojos a nuestra vida cotidiana y a nuestros sentimientos, a nuestro interior...
El Amor, aquel sentimiento que brota dentro de nosotros y nos convence a querer pasar el resto de nuestra vida con una sola persona, que nos brinda el maravilloso regalo de ser padres, o simplemente aquél sentimiento que nos impulsa a dar el primer beso... de ver cada mañana con distintos ojos, asombrarnos con el sol que entra por nuestra ventana, o encariñarnos con una persona totalmente desconocida simplemente por su mirada...

Ese sentimiento en el mundo de los científicos no está probado, como no está probado la existencia de Dios (o como quieran llamarlo), esas cosas inexplicables simplemente ocurren, esa fé nace en nuestros corazones y nos lleva a soñar, a poder amar y ayudar al que está a lado, a ser mejores personas...

Muchos fueron hasta asesinados por pensar distinto, creo que es hora de pensar en que ser distinto no tiene nada malo si no vamos en contra de las leyes naturales, osea en contra de nosotros mismos o lo que nos rodea de una manera dañina, creo que pensando así hasta podríamos mejorar el mundo, hasta llegar a un lugar en que nos haga feliz el simple hecho de vivir...

Pensar que muchas personas hasta piensan en dejar de vivir, y otras hasta lo hacen, por el simple hecho de sentir que no son especiales... todos somos especiales... sólo hay que mirar dentro de nosotros mismos y encontrar lo que nos hace felices y ¡Hacerlo!

0 Comentarios ¡Escribí el tuyo!:

 

Copyright © Del mundo un poco. Template created by Volverene from Templates Block
WP by WP Themes Master | Price of Silver