viernes, 27 de febrero de 2009

¡Vamos que falta poco!


Sus ojos llenos de lágrimas me miraron desesperadamente buscando alguna luz en el camino, una voz que la comprenda.

"Sé que es difícil, pero es la única salida"

Palabras que sin querer salieron de mi boca y sonaron como una alarma en el melancólico silencio que envolvía al departamento.



Caminamos por este camino todos los días sin darnos cuenta que el tiempo pasa cada vez mas rápido a medida que crecemos. Y cuando nos tomamos un respiro y miramos hacia adelante nos damos cuenta que la meta que antes se veía tan lejos, hoy está bastante cerca y pensamos esperanzadas "¡Tan sólo eso falta!"

Si... tan sólo eso... pero como siempre alguna que otra piedra aparece y nos dejamos caer, por más que veamos que podemos llegar, las fuerzas se desvanecen y con ellas las esperanzas.

Yo estuve en aquel lugar hace algunos años, sé lo que se siente, por eso no puedo evitar sentir las ganas de ayudarla. Y no digo que a veces no vuelva a aquel lugar negro de mis recuerdos, pero al menos ahora conozco las armas que necesito para luchar en esa batalla.

Los problemas familiares, económicos y amorosos siempre van a estar presentes.
Siempre existirán aquellas peleas con nuestros padres y hermanos.
El dinero va y viene, por lo tanto siempre existirán aquellos días en que busquemos en nuestros bolsillos y veamos tan sólo un par de monedas.
Y siempre existirán discusiones con nuestras parejas, a veces los conflictos se resolverán y otras no.

Pero hay que pensar, que todas esas piedras siempre aparecerán en nuestro camino, haciéndonos tropezar y caer. La única salida es aprender a levantarnos.

El tiempo no da tregua, y si nos dejamos estar, si nos quedamos ahí abajo lamentándonos por nuestros sufrimientos, no vamos a poder seguir y nunca llegaremos a cumplir nuestros sueños.
Porque la vida es así...

Es por esto que opino que a veces es necesario dejar un poco de lado aquella pesada carga que llevamos a diario y concentrarnos en lo que realmente importa, nuestros sueños, llegar a nuestra meta. Porque hay veces que la carga se vuelve una molestia y nos impide seguir creciendo.

Se que la naturaleza del amor y la compasión nos impulsa a ayudar a los demás, pero podemos hacer mejores cosas si primero estamos bien con nosotros mismos, si primero construimos piernas mas firmes para soportar las tremendas tormentas que se aproximan... Porque no podemos luchar estando débiles.

Aquellos problemas que en este momento nos hacen sufrir, tal vez se resuelvan, pero de seguro que más adelante aparecerán otros. Y a su vez también están los que van muy de la mano con el tiempo y no podemos quedarnos dormidos, porque son estas batallas las que nos darán las armas que necesitamos para mas adelante.

Por eso, hoy te invito amiga querida, a bajar un poco la mochila, dejarla a un costado y caminar con todas nuestras fuerzas para llegar a la meta que tan lejos no se encuentra. Para que una vez que lleguemos y obtengamos nuestro título, podamos volver y tomar nuevamente a aquella mochila y sacar una por una las cosas que allí se encuentran y ocuparnos de ellas.

Pero primero debemos llegar... es la única salida...

4 Comentarios ¡Escribí el tuyo!:

David c Fild dijo...

tu reflexion tiene muchas verdades,
coincido totalmente con lo que dices,
el camino hacia la meta, esta llena de obstaculos, y no llega solo aquel que nunca se cae, sino aquel que sabe levantarse a tiempo.

una de las cosas beneficiosas que tiene el pasar, por sufrimiento o afliciones es que luego de haberla pasado, podemos comprender mejor el sufrimiento de los demas.

que lindo lo que haces por tu amiga.

un beso enorme

Azu dijo...

Hola David!
Una vez escuché que el mejor consejo es no dar consejos, no sé si sea cierto o no, pero el tema es que al ver que no hay tiempo para perder, y observar como una de mis amigas está mal, no puedo con mi genio y trato de ayudarla como puedo... porque todas estamos en la misma, y todos necesitamos de vez en cuando un mano que nos ayude...

Besitos y hasta pronto!!

SIL ♥ dijo...

Lo importante es no dejar de andar, tener en calor cual es la meta, podremos tener pasos más lentos, otros más fuertes, pero seguir caminando es lo que nos permite llegar a ese sueño.

Y si, de trsitezas, tropiezos, dolores también está hecho el camino, lo importante es que nos pemritan seguir aprendiendo, creciendo.

Y fuerza, que queda poco :)

Un abrazoteeeeeeeeee

Azu dijo...

Hola Sil!!!
Muchas veces pensamos que porque estamos yendo mas lento que los demas somos menos y nos sentimos mal, pero ¡que equivocados estamos en esos momentos! porque es así como decís, lo importante es llegar, así sea caminando lento o corriendo, pero poder llegar a ese sueño, no?
Besotes!!

 

Copyright © Del mundo un poco. Template created by Volverene from Templates Block
WP by WP Themes Master | Price of Silver